Feb 152012
 

Quería escribir aquí una guía para comprar en Internet.

Veremos una serie de pasos e información que os ayudarán a moveros con mayor seguridad en el mundo virtual.

Os pongo un esquema por si preferís acceder a alguna de las secciones en especial.

1. Saber a QUIEN compramos:

2. Saber DONDE compramos:

3. Métodos de pago:

4. Conclusiones y consideraciones finales.

Al grano.

1. Saber a QUIEN compramos

Primer paso antes de efectuar compra alguna.

1.1 Empresa conocida, con reputación

En este caso podemos saltarnos este paso e ir directamente al segundo. Aunque nunca está de más revisar páginas de valoración de compras, con quejas y problemas a la hora de comprar.
También puede ser interesante hacer una consulta en un buscador genérico con términos como “problemas comprar nombre de la empresa”. Tampoco hay que fiarse demasiado pues, a veces, es gente de la competencia la que ponemos malas valoraciones, opiniones o comentarios.

1.2 Tienda online de empresa desconocida

Aquí debemos pararnos un poco más a recabar información de la página.

Un par de detalles básicos son, fijarse en que aparezca información clara y accesible, con datos de la empresa como CIF (en España) o número de identificación fiscal del país; así como dirección física, si la posee y número de inscripción de la empresa en el registro mercantil. Puede ser muy útil disponer de un número de teléfono.

Si seguimos con dudas o no nos da la información, podemos comprobar el registrador del dominio donde estamos comprando o incluso buscar información de la empresa/opiniones (ver paso anterior).

1.3 Ebay o páginas de subastas

Es un método con relativa falta de seguridad y que no recomiendo a los más novatos o inseguros a la hora de comprar de forma electrónica.

En realidad se trata de una compra a particulares pero en muchos de los casos, aunque no lo parezca, estaremos comprando a un profesional.

A pesar de ello podemos también recabar información muy interesante como datos del comprador o reputación de las ventas anteriores. La subasta y las condiciones pueden variar en gran medida, siendo el contra reembolso y el pago y envío los métodos más usados.

Ojo con las subastas inversas (puja mínima sin repetir) o directas, ‘a la baja’ (por tiempo en subida controlada) que tienen truco. Cada vez que uno subasta te cobran y aunque al final te lleves algo muy barato has tenido que pujar antes varias veces gastando así más de lo que parece (cada puja puede valer 1 0 2 euros).

1.4 Compra a particulares/foros

El método más arriesgado de todos, pues no disponemos de referencias fiables del vendedor y sus transacciones. Aunque en realidad mucha gente lo hace pues en los foros específicos de un sector es habitual que haya una sección de zoco, mercado, bolsa de compra-venta entre particulares, 2ª mano,etc.

2. Saber DONDE compramos

Estaremos en disposición de mayor seguridad en función del sitio que elijamos para efectuar nuestras compras virtuales.

2.1 Tienda online con página segura

Cuando el navegador establece una conexión segura con el servidor de la página de venta, todas las comunicaciones que efectuamos en dirección a ésta son cifradas con un algoritmo de encriptación y aunque alguien se disponga entre nosotros y el servidor no entenderá nada.

El truco está fijarse en que en la barra de direcciones aparezca un símbolo con forma de candado indicando que el protocolo utilizado es HTTPS (página segura).

Es requisito indispensable para pagar en una pasarela bancaria.

2.2 Tienda online con página no segura

Mientras dure el proceso de compra o cuando consultamos artículos de la tienda tampoco es muy importante que la web sea segura. La única pega es mandar las claves cuando uno se inicia sesión (login) y debemos evitar escribir datos sensibles como el número de tarjeta en la página pero, del resto, no hay mucho problema y, de hecho, la mayoría de tiendas online no disponen de página segura.

Si es muy importante que a la hora de introducir nuestros datos de tarjeta de crédito sea preferiblemente en la web del propio banco, que es lo habitual en España. Pero en páginas web de Estados Unidos es más habitual que alojen los datos de nuestra tarjeta de crédito en sus propias bases de datos y en ese caso es imprescindible que la página sea segura.

No existen estos riesgos si el método de pago elegido es el de contra reembolso o la transferencia bancaria.

2.3 Ebay, subastas, mediadores, páginas temáticas o que alojan tiendas online y 2.4 foros y particulares

Os aconsejo los pagos contra reembolso en estos casos. Aseguraros que sea un sitio web con bastante movimiento y usuarios. Del resto no hay que tener extremadas precauciones en cuanto a la página web. En estos casos es más importante saber a quien compramos.

3. Métodos de pago

Cada vez disponemos de más métodos de pago dispuestos a cubrir las necesidades de los compradores en función de si buscan seguridad, comodidad o un nivel bajo de comisiones.

3.1 Pago en casa

En algunos casos empieza a ser posible pagar en la puerta de casa al transportista cuando nos llegue la mercancía, método que seguro se popularizará en los próximos años

3.2 Contra reembolso

Es el método más seguro e indispensable en casos de dudas con el vendedor o página web.

No pagarás hasta que te llegue la mercancía, siendo un método muy usado, si se dispone de ello, aunque conllevará un recargo del 3-4% sobre el precio final.

3.3 Transferencia bancaria

Método muy cómodo y seguro pues el pago lo hace uno mismo en la propia página del banco, generalmente no conlleva recargo aunque esto depende de tu entidad bancaria.

No está exenta de ciertos riesgos, como que el pago sea por anticipado; es preferible para sitios conocidos o de confianza.

Además hay ciertos casos de equipos infectados con troyanos especializados en phishing o suplantación de páginas, bancarias en este caso.

Estos troyanos se apoderan discretamente de nuestro ordenador (computadora) registrando todo lo que escribimos o clicamos (sniffers), sustituyendo la página del banco por una idéntica hecha para robar nuestras claves de acceso.

Firefox, por ejemplo, incorpora una lista negra de sitios dedicados al phishing que actualiza dos veces cada hora.

3.4 Tarjeta de crédito (o débito)

Cuando paguemos mediante tarjeta es imprescindible que nos pidan el código de seguridad CVV (valor de verificación de la tarjeta) que figura en la parte trasera de la tarjeta, de tres dígitos impresos en tinta y que no figuran en el chip de la misma. Excepto en American Express que se sitúa delante y son cuatro dígitos (CID código de identificación de la tarjeta).

La seguridad a la hora de dar nuestros datos de la tarjeta de crédito depende de la página en donde los introduzcamos.

La opción más segura sería efectuarlo a través de una pasarela bancaria con verificación doble; iniciamos sesión, introducimos los datos y se confirman o autorizan con una nueva clave.

El siguiente escalón de seguridad nos lo daría el realizar el pago a través de la página segura de la tienda online y sin que ésta guarde los datos de ninguna manera. Al ser página segura los datos se envían cifrados y además nuestra información no se guarda. Paypal se encontraría en este nivel.

El tercer lugar nos lo encontraríamos al pagar con tarjeta de crédito en página segura que almacene la información personal y los datos de pago en sus propios servidores. Es muy habitual también, que nunca más debamos introducir nuestros datos para comprar pudiendo programar la compra de por vida.

Comodidad máxima pero corremos el riesgo de que se produzcan robos masivos de datos.

Por último la opción menos segura y que debemos evitar es pagar a través de página normal (HTTP) no segura (HTTPS) y que no nos pida el código de seguridad. Qué haberlas ‘hailas’.

Cada vez están más de moda las tarjetas de crédito prepago, incluso a través de bancos. A modo de recarga como en el caso del dinero electrónico (dinero e) sólo exponemos una cierta cantidad de dinero cuando recargamos la tarjeta.

Debo recordaros que no es necesario el uso de tarjeta prepago pues todas las tarjetas y cuentas bancarias disponer un seguro que será el que se haga cargo en caso de robo o compra fraudulenta usando nuestros datos a través de la red.

3.5 Paypal, dineroE o monedero electrónico

Es el método más extendido en Estados Unidos gracias al impulso que le dio la web de subastas eBay, que la terminó comprando. Muy usado en todo el mundo y presente en más de 190 países.

Existen otras alternativas a Paypal como el antiguo Moneybookers, ahora Skrill, Google Checkout o Google Wallet.

Excepto ésta última todas tienen comisión (entre el 2 y el 4% ) para recibir pagos o transferencias pero no para pagar o ingresar y pecan de cuidar poco al vendedor o dueños de tiendas de online.

En España no es un método muy común, algo más en el resto de países hispanohablantes.

3.6 Micropagos, SMS’s Premium (móviles)

Aunque no lo parezca, existen métodos, intentos y diferentes alternativas para los micropagos desde comienzos de la década pasada (primeros de 2000).

La única opción que parece, se empieza a usar algo más, son los pagos a través de servicios SMS Premium. Aunque, de momento, ceñido casi exclusivamente a contenidos para móviles, vídeos, descargas y poco más.

Tiene la ventaja de efectuar la compra y el pago uno mismo, pero la gran desventaja son las altísimas comisiones de compra, que llegan en algunos casos al 40% o más del precio total final.

Otras alternativas para micropagos como Ukash (Via) se centran más en el anonimato a la hora de pagar pudiendo recargar, con un sistema de bonos en tienda física y con dinero en efectivo para luego usar estos bonos en Internet.

4. Conclusiones y consideraciones finales

En España arrastramos una cierta desconfianza a realizar compras online. El desconocimiento del medio y las noticias relacionadas con robos electrónicos, falsificaciones y usos fraudulentos de tarjetas, phishing y suplantación de identidades no ayudan tampoco.

He comprado un ciento de veces productos de lo más variado y casi no he tenido ningún problema a excepción de algún retraso en el envío del pedido.

A modo de resumen, basta con exigir información clara y transparente, datos de la empresa y teléfono de contacto a la mínima presencia de dudas.

Fijaros que sea a través de página segura a la hora de pagar y si continuamos con dudas pagar contra reembolso.

Espero que esta pequeña guía os de un plus de seguridad y os anime a comprar a través de Internet que resulta cómodo y directo al comprador, eliminando intermediarios que es de lo que se trata.

Venga, a comprar cositas online.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)